Noticias Nacionales

“Luka Doncic es muy duro, jugó mucho con dolor en Europa”

En los playoffs de la NBA, las cosas cambian drásticamente de color en apenas 48 horas. Los Mavericks pasaron de exhibirse en el segundo partido ante los Clippers e igualar su eliminatoria de primera ronda a perder el tercer choque de forma clara y ver, para colmo, cómo Luka Doncic sufría una lesión de tobillo que puede enterrar sus opciones definitivamente.

Realizada la resonancia magnética ayer sábado, la disponibilidad del esloveno para el cuarto partido (esta noche, 21:30) será una incógnita hasta última hora. El base, ex del Real Madrid, quiere jugar, pero resulta difícil imaginar que pueda hacerlo en plenitud de facultades, por mucho que haya evitado una lesión grave. Pero en playoffs, la duda siempre está ahí: ser cauto o no, toda vez que otra derrota pondría un 3-1 en contra que dejaría ya las opciones del equipo texano bajo mínimos.

Después del partido, el propio Doncic aseguró que estaba “tan mal” como le había parecido en un principio y que quería jugar el partido de hoy. El Doctor T.O. Souryal, que fue jefe médico de los Mavericks durante 22 años, ha hablado de su lesión y sus posibilidades de jugar en The Athletic: “Hay que tener claro que si volvió a jugar en el tercer partido fue porque el equipo médico tenía claro que no podía agravarse la lesión. Si hubiera habido el más mínimo riesgo, no habría vuelto. Y esa decisión es de los médicos y unilateral. Habría dado igual lo que hubiera dicho Doncic o su entrenador. Si los médicos dicen que no se puede jugar, ni se intenta“.

Así que el esguince del esloveno (en el tobillo izquierdo, no en el derecho que le ha dado más problemas esta temporada) no es grave… pero sí un hándicap obvio en unos playoffs con partidos cada 48 horas: “En pretemporada, de esta misma lesión ni se habría hablado. Pero estamos en playoffs”. Cada minuto cuenta, y para eso es un problema incluso que el partido se juegue en horario temprano (21:30, hora española): “Importa porque se necesita cada minuto para reducir el dolor y la inflamación. Esta lesión es la más habitual en baloncesto. Tienes a un grupo de jugadores muy grandes amontonados debajo de una canasta, saltando todo el rato… es inevitable que alguien caiga encima de alguien y se tuerza el tobillo. Es un hecho estadístico. El tobillo es muy agradecido. Aguanta mucho y se puede proteger bien. No es lo mismo con una rodilla. Pero con los tobillos tenemos técnicas excelentes de vendaje y sujeción. A partir de ahí, cada lesión es diferente. Una vez que se decide que se puede jugar, da igual que seas Doncic en tu segundo año o Vince Carter en el vigésimo… si se decide es porque no hay riesgo de que la lesión empeore. Así que no estoy preocupado por lo que pueda pasar si Luka Doncic juega este cuarto partido”.

El entrenador Rick Carlisle, por su parte, dejó claro que será difícil convencer a Doncic de que no juegue si es lo que finalmente resulta recomendable: “Es muy duro, tiene una gran tolerancia al dolor. Creo que hay jugado mucho con dolor en su carrera aunque es muy joven todavía. Tengo la sensación de que en Europa jugó mucho con dolor. Juega mucho con molestias, lo mandan mucho al suelo, le dan golpes en la cabeza, en los ojos… juega muchas veces con problemas físicos. Pero lo que no queremos es que juegue lesionado, eso es una cosa muy diferente”.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compruebe también
Close
Back to top button
Close
Close