Deportes

Versus / Ybycuí y el último recuerdo de Pancho Gorostiaga

Por Cristhian Tindel / @tindelcristhian 

La vuelta de Ybycuí a una competencia oficial después de 11 años marca en lo más profundo del corazón de muchos, ya que esta cita fue la última donde Francisco “Pancho” Gorostiaga formó parte. Sin saberlo, aquel fin de semana de noviembre, muchos serían testigos del “último acto” del querido Pancho. 

La última fecha del Campeonato Nacional de Rally 2010 tenía marcado una definición de bandera verde por el cetro de campeón en la general. Victor Galeano y Gustavo Saba saldrían a buscar los tiempos intentando alzarse con el título, llevándose todos los reflectores en aquella ocasión. 

Sin embargo, otros ponían sus ojos en alguien que, dentro de todo, siempre se caracterizó por resistir y volver después de cada golpe, y es que Francisco Gorostiaga volvía a la carga después de aquel horrible vuelco en el Transchaco Rally. Con energías renovadas, con un auto que de a poco iba adaptándose al concepto de manejo de “Pancho”, y por supuesto, con la experiencia de Eduardo Gómez en la butaca derecha, dándole seguridad en cada tramo de carrera. 

La idea en aquel Rally de Ybycuí era sencilla, ganar ritmo, ganar confianza y apuntar a un 2011 peleando de vuelta la punta. Pero la sed competitiva de Pancho pedía ser saciada, obligándolo a ir por todo en cada tramo. A pesar de venir entre los cuatro primeros, llegando al último prime del día sábado, algo cambió en Gorostiaga, una mirada que solo apuntaba al horizonte, concentrado, pensando solamente en el momento de soltar el freno y pisar el acelerador. 

El Mitsubishi Lancer EVO X de Francisco Gorostiaga y Eduardo Gómez. FOTO: Eduardo Gómez

El cronómetro marcó la hora madre, momento en el que el Mitsubishi Lancer EVO X salió impulsado por las ganas incontenibles de marcar el scratch, sin resquicios para cometer errores. Un tramo impecable, 2800 metros lo separaban de llevarse el mejor tiempo, a fondo, acelerando como él solo podía hacerlo, enfocado en la hoja de ruta que Gómez había preparado minuciosamente en las recorridas. Pero en la última curva del circuito, a pocos metros de la bajada de bandera, el destino tenía preparado otra prueba de fuego para Gorostiaga y Goméz. El coche sale por centímetros de la pista, obligando a Pancho a usar la muñeca para mantener el control de la máquina, sin embargo lograron llegar al final de la especial, y con un tiempazo marcado en el cronómetro. Sin embargo, la alegría pasó a ser decepción al ver que habían quedado igualados en cronos con Alejandro Galanti. Increíblemente se les escapó de las manos un scratch que estuvo a metros de ser solo suyo. En ese momento, una voz fuerte suena en los oídos de Eduardo Gómez, “estoy triste, quería regalarte la victoria en este prime …. sin embargo, creo que estamos de vuelta” , era Gorostiaga, siempre optimista y listo para dar pelea de vuelta. 

Lastimosamente, el segundo día de competencia no acompañó en suerte al binomio Gorostiaga – Gómez. Un llantazo en la delantera izquierda, que desembocó en el corte del mazo del cableado eléctrico, dejó a esta dupla definitivamente fuera de carrera, pero con un sabor a esperanza, el 2011 sería mejor, Pancho y Edu estaban seguros de ello. 

Aquella prueba terminará en manos de Itor Galeano, quien al final se coronó como campeón nacional. Ybycuí dejaría de ser parte del calendario competitivo, mientras que Francisco Gorostiaga partía rumbo a Asunción, a seguir con sus actividades, pensando de reojo en la siguiente carrera, buscando errores y planificando estrategias para estar de vuelta en lo más alto. Sin saberlo, ese día, aquel domingo 14 de noviembre sería la última vez en el que veríamos a Pancho salir del parque cerrado, siempre con una energía y una seguridad que solo un campeón podía transmitir. 

También sería la última vez en el  que Eduardo Gómez le cantaría una referencia, aquellas en las que él podía estar seguro de seguir, siempre a fondo. Como bien lo decía, “Donde todos frenan…”

Comentarios

Ultimos videos

Paraguayos en el exterior

1 Mar 16:22

Los “Guerreros” del Santos vencieron 3-2 a los “Bravos” de Juárez, en el partido de la octava jornada del torneo Guard1anes Clausura-2021 del fútbol mexicano jugado en el estadio Corona.

Se jugaba el minuto 3 cuando Pol García, defensa español del Juárez, retrasó la jugada y la pelota se le fue por debajo del pie derecho al portero Enrique Palos para el 1-0 del Santos.

Santiago Muñoz firmó el 2-0 al minuto 30 con un remate de cabeza a pase de Jesús Isijara.

El 3-0 fue obra del brasileño Matheus Doria con un remate a bocajarro tras el cobro de un tiro de esquina por izquierda al minuto 67.

Al 76′, el chileno Luis Pavez se metió al área santista, regateó a un defensa y marcó el 3-1 para los ‘Bravos’ con un tiro raso. Lezcano fue el asistente de este tanto.

La escuadra juarense se acercó 3-2 al 81′ con un penalti convertido por el futbolista Darío Lezcano. El paraguayo cobró arriba y al centro del arco. El delantero fue titular y completó todo el partido, al igual que Víctor Gustavo Velázquez. Por su parte, William Mendieta ingresó en la complementaria.

Con su cuarto triunfo en el torneo, los ‘Guerreros’ llegaron a 15 puntos y los ‘Bravos’ se quedaron con ocho unidades tras sufrir su tercera derrota.

Comentarios

Fútbol Paraguayo

1 Mar 16:01

El capitán de Olimpia, Roque Santa Cruz, expresó sus sensaciones luego de la victoria de su equipo por 2-0 a Cerro Porteño, en lo que fue el primer superclásico del fútbol paraguayo del 2021.

El delantero empezó elogiado a sus compañeros. “La llegada de los jóvenes nos dio frescura y esto se sostiene con victorias, Saúl Salcedo se integró muy bien; ya sabíamos lo que podía darnos. Él le da mucha solvencia a la defensa, ayer tuvo un partido muy bueno”, afirmó -a la radioemisora 1080 AM- el atacante.

Como no podía ser de otra manera, alabó a Ramón Sosa. “Ramón solo tiene que pasarla bien y se tiene que divertir en la cancha, tiene un potencial enorme. Tenemos que seguir arropándolo, nos emociona verlo jugar, tiene un ida y vuelta increíble. Tiene cosas que uno por ahí no lo puede aprender, la potencia y la velocidad son sus virtudes”, aseguró el experimentado.

Mientras que por Braian Ojeda, indicó que tiene una intensidad importante y que lo sufrían en el entrenamiento, pero que ahora encontró su lugar en el equipo.

Demostrando todo su profesionalismo, Santa Cruz no tuvo problemas en reconocer lo hecho por el rival de turno, el Ciclón de Barrio Obrero. “Ningún clásico es igual, son todos difíciles, para nosotros lo importante es lo que ha pasado ayer; nosotros solo nos dedicamos a jugar. Aplaudimos también el buen juego que ellos tienen“, subrayó.

Entretanto, él aseguró que tienen que afirmarse arriba y pelear hasta el final. Adjuntó que el momento es muy bueno y que vienen de ganar a Guarani y Cerro, destacando que el grupo sabe ganar partidos y que quieren pelear por el título hasta el final.

Por último, comentó que Ee campeonato está muy parejo y que tienen que tratar de ser más verticales, agregando que están jugando a un ritmo que les permite tomar aire.

Comentarios

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close
Close