Noticias Internacionales

Soldado se tatuó el símbolo nazi en sus partes íntimas | Austria – Europa – Internacional

Un soldado austriaco, de 29 años, ha sido condenado a 19 meses de prisión por tatuarse el símbolo representativo del nazismo en un testículo.

El joven, cuya identidad no ha sido revelada, publicó la imagen de su nuevo tatuaje en línea y la compartió con varios de sus conocidos.

Además, se descubrió que antes había publicado fotos nazis en el ‘Bunker Museum Wurzenpass’ (el mayor complejo de búnkeres de la Guerra Fría en Austria), había bebido un vino de marca ‘hitleriana’ y solía publicar propaganda nazi en sus redes.

(Puede leer: Por falsificar incapacidad de un día, mujer fue condenada a prisión).

El neonazi fue juzgado, el pasado 8 de junio, en la ciudad de Klagenfurt, al sur de Austria.

(Si nos lee desde la app de EL TIEMPO, puede ver la ubicación aquí). 

El mismo soldado contó, en pleno tribunal, que se tomó casi dos botellas de Whisky antes de que su hermano le tatuara el símbolo nazi en sus partes íntimas. Luego dijo que publicó la foto del tatuaje en línea y se lo mostró a un grupo de colegas del ejército cuando estaba en alto estado de embriaguez.

La Ley de Prohibición del Nacionalsocialismo de Austria, creada en 1947, exige penas de prisión para aquellos que intentan revivir o glorificar organizaciones que se parezcan al partido nazi que en su momento aterró a Europa.

(Además: El misterioso ‘ejército fantasma’ que ayudó a vencer a los nazis). 

En ese sentido, el soldado fue condenado a 19 meses de cárcel por la glorificación del nazismo y la posesión ilegal de armas de fuego, según informó ‘Daily Mail’.

El joven se tatuó una esvástica que, aunque fue utilizada por el nazismo, significa ‘muy auspicioso’ y está relacionada con fortuna y prosperidad.

El joven, por si fuera poco, tenía antecedentes penales: había sido condenado a dos años de prisión por lesiones corporales agravadas tras una pelea en un festival.

Ante el juez afirmó que se sentía arrepentido y avergonzado” por esa aberrante pelea de su pasado.

No puedo dar ninguna explicación razonable de por qué lo hice

Además, dijo que tenía “malas compañías”. Solo fue hasta que empezaron a investigar su testículo tatuado que se dio cuenta de la “tontería” que era la glorificación nazi.

(Le recomendamos: Hallan cartas del papá de Hitler en un ático en Austria).

“Todos subestimamos enormemente nuestro error. (…) Aparte de eso, no puedo dar ninguna explicación razonable de por qué lo hice”, afirmó.

El joven agregó que dejó de asociarse con la extrema derecha hace ocho años y dejó de beber en exceso debido a su prolongada época tras las rejas.

Explicó que su tatuaje ya no era visible.

Franz Zimmermann, su abogado, dijo que apelará la sentencia. El juicio continúa.

Más noticias

– Así pasan sus días los penados del pabellón psiquiátrico de La Modelo

– Qué trabajos puede hacer un preso para redimir su pena

Tendencias EL TIEMPO

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close