Empresas

¿Cómo se escogen los codirectores del Banco de la República? – Sector Financiero – Economía


El nombramiento de Mauricio Villamizar y de Bibiana Taboada, como nuevos codirectores del Banco de la República, ha generado una discusión política entre defensores del gobierno de Iván Duque y sus detractores, en especial porque los dos nuevos funcionarios son hijos de exministros.

Mientras que el primero es hijo del exministro de Minas Rodrigo Villamizar, la segunda es hija exministra Alicia Arango.

Le puede interesar:    Minera Prodeco inicia proceso para cerrar sus operaciones en Colombia

Más allá de esta discusión y de la polémica, la Constitución Política es la que establece que los codirectores del Emisor son nombrados siempre por el Presidente de la República que esté en ejercicio, cuando se vencen sus períodos prorrogables de cuatro años (máximo tres), y no es la primera vez que un codirector nombrado tiene relación con algún funcionario del Gobierno o cercano a este.

En el capítulo VI de la Constitución Política, que trata sobre la Banca Central del país, el artículo 372 establece que la junta directiva del Banco de la República la conforman siete miembros, entre los cuales está el Ministro de Hacienda, quien está cargo de presidirla, y el gerente del Emisor.

Según la carta política, el gerente del banco central será elegido por la junta directiva y será miembro de ella. “Los cinco miembros restantes, de dedicación exclusiva, serán nombrados por el Presidente de la República para períodos prorrogables de cuatro años, reemplazados dos de ellos cada cuatro años”, señala dicho artículo.

Villamizar y Taboda reemplazan a Gerardo Hernández y a Ana Fernanda Maiguashca, nombrados por el expresidente Juan Manuel Santos. Hernández asumió el 15 de marzo de 2017 y cumplirá solo un período de cuatro años, mientras que Ana Fernanda Maiguashca, quien fue nombrada como codirectora en febrero de 2013, cumplirá dos períodos de cuatro años.

También le recomendamos:   Estos son los perfiles de la convocatoria para jóvenes de Ecopetrol

Pero adicionalmente, si un codirector del Emisor renuncia antes de terminar su período de cuatro años, el Presidente de la República debe nombrar su reemplazo y esto fue lo que ocurrió cuando dimitió José Antonio Ocampo a finales de 2019, y quien había sido nombrado por Santos en febrero de 2017, en reemplazo de César Vallejo.

En diciembre de 2019 el presidente Iván Duque anunció que el remplazo de Ocampo era el economista Arturo José Galindo, con más de 25 años de experiencia en el diseño de políticas económicas. Galindo cuenta con un Ph. D. en Economía de la Universidad de Illinois Urbana-Champaign y trabajó con Duque en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Así es la mecánica de las designaciones

En el proceso de nombramiento de los codirectores hay dos personas claves: el ministro de Hacienda y el Presidente. El ministro maneja la política fiscal que debe coordinarse con la política monetaria, como lo indica la Constitución, y esta última es responsabilidad del banco central.

En casos anteriores, personas que han estado en la junta señalan que en primer lugar han sido contactadas, para hacerles el ofrecimiento, por el Ministro del momento y posteriormente por el Presidente. En el momento cuando se debe escoger ellos piensan en la persona que consideran más indicada, y en otras en caso de que por algún motivo el primer opcionado no acepte.

Personas que han conocido procesos anteriores señalan que hay dos factores principales para que los codirectores sean escogidos. La carrera que haya hecho quien esté siendo considerado y el conocimiento que tengan de ellos.

Sobre el conocimiento y confianza personal, se citan casos anteriores como el de Carolina Soto, actual integrante de la junta del Emisor, y quien fue nombrada por el presidente Juan Manuel Santos en momentos en que su esposo, Alejandro Gaviria, era el ministro de Salud.

En el momento de ser nombrada, Soto se desempeñaba como Alta Consejera para el Sector Privado y Competitividad, cargo en el que estuvo entre noviembre de 2015 y julio de 2018, cuando pasó a ser codirectora del Banco de la República, en reemplazo de Adolfo Meisel.

“El conocimiento de la persona es relevante porque es gente con la que van a tener que trabajar”, subraya una de las personas consultadas.

En cuanto al peso que tiene la carrera, se suele tener en cuenta tanto el perfil de la formación como la experiencia. Sobre el perfil se ha tenido principalmente en cuenta el contacto de los nombrados en política económica y la vinculación con política monetaria y cambiaria.

Sin embargo, ha habido casos distintos como el Salomón Kalmanovitz, quien era más un historiador y estudioso del pensamiento económico, de acuerdo con quienes conocen la trayectoria de la junta. También Carlos Gustavo Cano tenía una formación diferente a la macroeconómica, pero al igual que Kalmanovitz, contaba con mucha experiencia.

Sobre los nuevos codirectores, personas que han trabajado con Bibiana Taboada en responsabilidades anteriores subrayan su manejo relacionado con la evaluación del impacto de políticas sociales. Apuntan que tiene cualidades técnicas de primer nivel, es estudiosa y ‘pilísima’. Ahora tendrá el reto de afrontar temas macroeconómicos.

La nueva codirectora es economista de la Universidad de los Andes, magíster en Economía de la misma institución educativa y con un máster en Administración Pública de la Universidad de Harvard.

Además, Taboada cuenta con trayectoria en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y en el Banco Mundial, y ha participado en diversos estudios e investigaciones relacionados con pobreza y desarrollo multidimensional. En los últimos años, se desempeñó como subdirectora del Departamento de Prosperidad Social.

En cuanto a Mauricio Villamizar, el Banco de la República no es una entidad ajena en su ejercicio profesional, pues desde el 2018 se desempeñaba como subgerente de Estudios Económicos de la entidad, donde inició su carrera como estudiante en práctica en 2004.

“Este cargo lo puso al frente del staff técnico, lo que lo hace a uno pensar que es de postura conservadora”, advierte un colega que lo conoce de cerca.

Villamizar es economista de la Universidad de los Andes con doctorado y maestría en Economía de la Universidad de Georgetown. En su experiencia profesional figura la de analista económico para una de las unidades de trabajo legislativo del Congreso de la República y como especialista económico en el Departamento de Economía de Usaid Colombia, donde contribuyó a la formulación y diseño de políticas y reformas para expandir servicios microfinancieros y de telecomunicaciones a grupos de bajos ingresos.

Encuentre también en Economía:

Industria de cannabis insiste en la exportación de flor seca

Pfizer prevé que su vacuna le dará la cuarta parte de sus ingresos

Si le exigen prender cámara en reuniones laborales, esto le interesa

ECONOMÍA Y NEGOCIOS – EL TIEMPO

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close
Close